«Invicta paz» – Fran García

«Invicta Paz»

Invita Paz nos muestra a la Santísima Virgen sedente, mostrando al Divino Infante bendiciendo con su mano derecha. La Virgen, es el trono de la Sabiduría que emana de su Hijo.

Despliega su manto sobre la humanidad, en la que se desarrolla una de las escenas del Apocalipsis: Hubo un gran combate en los cielos. Miguel y sus ángeles lucharon contra el Dragón. También el Dragón y sus ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya lugar en el Cielo para ellos. Y fue arrojado el Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él.
Apocalipsis 12:7-9

El arcángel San Miguel aparece atacando a la serpiente en referencia a los males de los hombres: las enfermedades, las guerras, la pobreza que se va desvaneciendo desde la oscuridad hacia la luz. La Luz nace desde su derecha, donde encontraremos el trono de Dios.

Y la Virgen sobre todo ello, con aplomo y certeza del triunfo de su nombre por el bien de toda la humanidad.

En la parte superior izquierda encontramos una rama de olivo. ​ La rama de olivo es el símbolo de la paz, y se usaba este símbolo como una oferta de paz a ejércitos enemigos y los que eran vencidos, y pedían paz, cargaban ramas de olivo en sus manos. El Olivo es un árbol considerado sagrado en muchas religiones y culturas. Posee una simbología sumamente amplia .Para los cristianos también es símbolo de paz:
«Al regresar la paloma con una rama de olivo en sus pico Noé entendió que las aguas se habían retirado y la paz había sido restablecida»

La pintura se basa en gamas de dos colores primarios: azul y amarillo. En términos generales, el azul representa estabilidad. El azul marino es asociado a la profundidad, al orden de lo sagrado, a la inmortalidad y al poder. El color amarillo claro está relacionado con la alegría, la originalidad, la inteligencia, riqueza y opulencia (no de bienes materiales). Esta combinación se hereda también de las representaciones cerámicas. La cerámica es algo frágil pero a la vez atemporal. Quizás podamos extrapolar este concepto a la propia palabra PAZ, tan frágil pero a la vez siempre presente.

Albaida del Aljarafe 202240 x 80 cmAcrílico sobre tablaPRECIO A CONSULTAR